Realidad vs Mi mundo

Realista…

¿Realista para qué? ¿Para no disfrutar el momento? ¿Para preocuparme por un futuro que aun no está escrito?

No gracias, quiero ser feliz.

imagen_entrada_17.10.2014_01

“El amor mueve montañas”

¿Por que vivimos pendientes de lo que sucederá mañana? La vida da muchas vueltas, muchísimas, y nunca sabes cómo van a acabar las cosas. Pero no por ello tienes que dejar de vivir, de amar, de disfrutar… La sociedad está equivocada con respecto a empezar una relación. Se supone que no puedes tener una relación con alguien que vive lejos, que no puedes querer a alguien si no es seguro que vaya a haber un futuro juntos.

Pues yo me niego. Me niego a rechazar mis sentimientos, me niego a ser realista, a pensar en mañana. Me niego rotundamente a perder la oportunidad de amar, solo porque la gente dice que es un imposible.

Que venga alguien y me explique, como se puede elegir a quien querer, de quien enamorarse.

Que estoy loca… ¿Loca por haberme enamorado? ¿Por no renunciar a quien quiero, solo porque es complicado estar juntos?

Estoy cansada de que la gente se meta en mi vida para decirme lo que tengo que hacer y lo que no. Me gusta vivir en mi mundo, ¿algún problema?

La última vez que salí de mi pequeña burbuja, me hicieron daño. Así que no, no me da la gana ser realista. Soy feliz montándome mi historia de cuento de hadas, donde todo es posible. Y si luego las cosas no salen bien, pues será problema mío. Pero por lo menos, podré decir con mucho orgullo, que lo di todo por amor y que luche por mi sueño.

Me gustaría saber a quién molesto viviendo mi vida, a quien le da tanta rabia que sea feliz. Me hace gracia cuando se justifican diciéndome: “No quiero que te hagan daño” “No quiero que sufras“.

imagen_entrada_17.10.2014_02Puedo asegurar que sufriría muchísimo más si me quedara con la duda de: “¿Qué habría pasado si…?” “¿Qué habría pasado si hubiera seguido mis sentimientos, si me hubiera arriesgado, si hubiera sido valiente?”. No quiero tener que hacerme esas preguntas, serian mucho más dolorosas que perderle después de haber intentado lo imposible.

Así que pienso seguir en mi mundo, haciendo caso omiso de toda esa gente que es incapaz de ponerse en mi piel.

Es mejor haber amado y perdido, que no haber amado nunca.

Empecemos con un para siempre

Supongo que el amor consistirá en una persona que te caliente los pies y las manos cuando te mueras de frío (o de amor). Alguien qué te haga tiritar en verano o en invierno.

imagen_entrada_13.10.2014Supongo que el amor consistirá en no poder pasar más de 5 minutos enfadada con esa persona, y mucho menos irte a la cama sin solucionar los roces. Que el orden de prioridades somos nosotros, tu y luego yo.

Supongo que el amor consistirá en una persona favorita, en momentos, en sentir la libertad de compartir con tu alguien todo. En aceptar todo esa persona y decidir quedarte.

Supongo que el amor consistirá en eso, en darlo todo y recibirlo todo. En sonreír, en confiar, en irte a la cama y decir:

No necesito más, porque ya lo tengo todo y al mejor.

Cuando dos personas se importan la una a la otra, de verdad. Siempre encontrarán una forma de hacer que funcione. No importa lo difícil que sea.

Por eso sé que, no quiero perderte nunca, porque nadie me había importado tanto antes.

“La diosa que llevo dentro”

Nunca te fíes de un hombre que baile bien.

¿Que tendrán los ascensores?

 

Había estado resistiendo el “boom” de 50 sombras de Grey, pero al final, he caído.

Quería evitar con todas mis fuerzas leerme este libro, porque tengo la extraña manía de no querer seguir lo que hace todo el mundo como borregos. Suelo rechazar lo que se pone muy de moda.

imagen_entrada_10.10.2014

“Eres mía. Solo mía. No lo olvides”

Pero tenía ganas de ver la película, y pensé que sería buena idea leerme el libro antes de verla. Puede que también fuera porque alguien, se dedicó a pasarme algún trocito, y me quede con la necesidad de querer saber a qué venía aquella escena.

He de decir que he empezado esta misma semana a leerlo, y el primer día no pude evitar quedarme hasta la 1:30 de la madrugada sumergida en sus páginas. Me ha enganchado desde la primera línea, era incapaz de terminar el capitulo y cerrar el libro, tenía que seguir con el siguiente y luego con el siguiente.

No voy a ponerme a hablar del libro. Pero hay una duda que ronda mi cabeza desde los primeros capítulos. ¿Alguna vez me he sentido como la protagonista, Anastasia Steele? ¿Ha habido algún hombre en mi vida que me haya hecho sentir así? Esta más que claro que Christian Grey no existe, es un prototipo de hombre irreal. Pero, todas tenemos esa pequeña esperanza, de que llegue ese alguien que nos haga sentir así, o por lo menos yo. Puede que lo mío sea un caso aparte.

Pensaba que había amado hasta límites insospechables pero al leer los primeros capítulos, como habla ella de él, creo que nunca me he sentido así. ¿Existe de verdad un sentimiento tan grande, o solo es parte de la ficción del libro? La ilusa empedernida que llevo dentro se abre camino en mis pensamientos… Quiero, o más bien necesito, experimentar ese sentimiento.

Lo más seguro es que solo este soñando con imposibles, como es costumbre en mí, pero no puedo evitarlo.

imagen_destacada_entrada_10.10.2014

Mi sentido común me grita que me deje de tonterías, solo es un libro, una historia irreal. Pero la pequeña romántica que vive en mí, no me deja escucharlo.

Sin embargo a veces pienso que en estos momentos me siento así, totalmente hechizada, embrujada. Me sorprende la capacidad con la que he llegado a necesitar tanto a alguien. Y me pregunto, ¿lo habré encontrado? ¿Habré encontrado a mi propia versión de Christian Grey?

Me repito a mí misma, una y otra vez: “Puede ser